Sendero de cenizas
por: Estela Ferrer

Sigo desde hace años la obra de Oslendy Hernández, y sus experimentaciones con un material tan cargado de sentidos: la ceniza. A través del tiempo, las primeras obras que volcaban toda esta carga semántica sobre el lienzo como soporte demandaron un paso más, incorporar las variables de tiempo, espacio y la corporalidad capturada en Sobrecarga, Cilicio-Ceniza y Sudor en la ceniza.
 En esta muestra el performance es la génesis del cuerpo expositivo. Finalmente culmina Oslendy el ritual iniciado y consigue hacernos parte de sus cavilaciones acerca de la preocupación más antigua de la existencia: el inicio de la vida y su fin. Ritual-Ceniza viene a condensar, entonces, las indagaciones formales (Serie Fragmentos-Ceniza) y la superioridad de la naturaleza que se renueva constantemente, mientras el hombre no puede escapar a la trampa de la mortalidad.

La Habana, 18 de abril de 2017